Posted on

Carlos Urquidi G.
Fotografías: Adrián Rians Domínguez

Chihuahua, Chih.- Desde finales de 2016 Chihuahua se asombró al descubrir una gigantesca colonia de murciélagos en una de las poblaciones mineras más antiguas del estado, a solo 10 kilómetros de la capital, Santa Eulalia, en el municipio de Aquiles Serdán, agregando un atractivo más al paisaje de la población fundada en 1652.
El asombro creció cuando la colonia, conformaba por cerca de cuatro millones de murciélagos, sale a diario por la tarde/noche en busca de comida, ofreciendo uno de los espectáculos visuales más interesantes que la naturaleza puede brindar.
Los únicos mamíferos con alas y capaces de volar surcan los cielos de Chihuahua para alimentarse de insectos y pequeños animales, además de cumplir una importante función pues son, como las abejas, polinizadores y también contribuyen a regular las poblaciones de insectos.
La búsqueda de alimentos los lleva a recorrer de 60 a 80 kilómetros rumbo a la región de cultivos, al centro-sur del estado.
El hallazgo, en octubre de 2016, en una mina abandonada fue considerado como uno de los más importantes del país.
Tras detectarlos se documentó que se trata de murciélagos insectívoros, y, tardan cuatro horas en terminar de salir de la mina, por lo que se estima que la colonia puede llegar a los 4 millones.
Aunque actualmente se puede disfrutar del espectáculo natural, de la mano de guías especializados, se pide a la población no molestarlos ni destruir las cuevas que habitan pues algunas especies ya se encuentran en riesgo en el país y el mundo, debido al desconocimiento de las personas que los consideran un peligro y los matan.
Los quirópteros, conocidos comúnmente como murciélagos, pertenecen a la orden de mamíferos placentarios cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas, cazan por medio de la ecolocalización y cerca de un 70 % de las especies son insectívoras y la mayor parte del resto frugívoras; algunas se alimentan de pequeños vertebrados como ranas, roedores, aves o peces.
Los murciélagos son una especie incomprendida por el colectivo, esto debido a los grandes mitos alrededor de ellos o por su aspecto, causando temor debido a su estigma como “seres malignos de la noche”, que se les ha dado en la literatura y el cine, pero aunque existen solamente tres especies hematófagas (que se alimentan de sangre), a menudo se les asocia a los vampiros mitológicos.
Las poblaciones de murciélagos descienden con rapidez en todo el mundo, varias especies se han extinguido recientemente, así, de las 1150 especies están ya catalogadas como especie bajo preocupación menor y de unas doscientas no se dispone de datos para su clasificación, setenta y siete figuran como especie casi amenazada, noventa y nueve como vulnerables, cincuenta y tres se encuentran en peligro de extinción, veinticinco en peligro crítico y cinco figuran como ya extintas.
Así en las profundidades de la antigua Mina de Bustillos habitan millones de ellos, y para llegar a ella, solamente para disfrutar viendo su salida en busca de comida, se llega al área exacta después de caminar por pequeño camino que lleva a la zona alta.
Saliendo de la capital hacia el sur, por la carretera a Delicias o Panamericana y doblando a la izquierda a la altura del distribuidor vial de la Puerta de Chihuahua.
Desde mediados del año pasado se intenta lograr que las cavernas de Santa Eulalia, más de 200, sean decretadas como Área Natural Protegida y con ello salvar la colonia de murciélagos. Punto, hasta aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *